Juego, juguetes y discapacidad

Los juguetes y los juegos son elementos lúdicos que incorporan orientaciones educativas y formativas para los niños/as, elementos socializadores en el caso de juegos y juguetes de uso colectivo, así como instrumentos positivos para el mantenimiento de la salud. En la mayoría de los casos contribuyen al desarrollo de la imaginación y de las habilidades manipulativas.

Normalmente, las personas con discapacidad pueden utilizar los juguetes estandarizados, pero en determinados casos la accesibilidad a estos juguetes es reducida o nula, dependiendo de las limitaciones en la actividad que presente cada niño/a. Cuando el juguete no puede ser utilizado por estos niños/as en su formato comercial es posible realizar algunas variaciones en los objetivos o reglas del juego. También es posible realizar algunas adaptaciones en los dispositivos diseñados, que pueden ser sencillas o que requieran la intervención de especialistas. En general, estas adaptaciones deben realizarse artesanalmente, adaptando así el juguete a los requisitos de cada usuario.

Consejos generales para la selección, diseño y adaptación de juguetes para niños y niñas con discapacidad

- Debe cumplirse un "Diseño para Todos”, de forma que niños/as con y sin discapacidad, puedan utilizar los mismos juegos en similares condiciones. Así conseguimos la participación de los niños/as con discapacidad en el juego de los que no la tienen y se reduce la diferenciación al utilizar juguetes accesibles.

- Los juguetes deben ser versátiles, es decir, que permitan varias formas de interacción o que posibiliten cambiar sus reglas para facilitar la adaptación de cada juguete a cada caso.

- Deben ser adecuados a su edad, aunque se encuentren en una etapa anterior de desarrollo. Por ejemplo, en un centro de actividades de manipulación para un niño/a de 10 años con discapacidad motora adaptaremos el tamaño y la propuesta de juego porque, seguramente, no le resultará interesante uno de los que habitualmente usan los bebés.

- Debemos asegurarnos de que las adaptaciones respeten las normas de seguridad para la fabricación de juguetes y no introduzcan peligros. Por eso es fundamental consultar con un especialista.

- En ocasiones, los niños/as con discapacidad pueden tener ritmos de aprendizaje distintos a otros, por ello es importante cuestionar y adaptar las indicaciones respecto a la edad.

Juguetes para personas con discapacidad motora

Para mantener una postura que el niño no puede mantener por sí solo, se pueden utilizar reposacabezas, chalecos o sujeciones apropiadas dependiendo de la discapacidad del niño.

Consejos útiles para su selección:

- Los pulsadores o botones deberán ser accesibles, de tamaño grande y que no requieran gran fuerza para accionarlos.

-  Las piezas de los juguetes deberán ser fáciles de encajar.

- En estructuras grandes, tipo mobiliario, sus dimensiones permitirán introducir la silla de ruedas.

- Deberán permitir un fácil acceso a todas sus posibilidades o funciones.

- En juguetes de sobremesa éstos deberán disponer de material antideslizante en su parte inferior.

- No deben exigir mucha rapidez de movimientos. Lo ideal es que puedan regularse los tiempos de respuesta.

- No deben obligar a efectuar movimientos simultáneos.

Sugerencias para la realización de adaptaciones:

- Deben fijarse las bases de los juguetes (con velcro, imanes, gatos…) para evitar movimientos no deseados durante el juego.

- Se deben modificar los vestidos de las muñecas para facilitar su manipulación (por ejemplo, con velcros en las costuras).

- Se deberán engrosar piezas, mangos o agarradores para facilitar su agarre y manejo.

- Se deberán colocar reposacabezas, chalecos o cinturones de sujeción para mantener la postura del usuario.

- Se deberán añadir cuerdas o varillas para facilitar el arrastre de algunos juguetes.

- Se deberán modificar las dimensiones del juguete (altura, profundidad…) para permitir el acceso al mismo de forma frontal.

- Se deberán incorporar elementos en relieve (tacos, palancas, anillas, etc.) que faciliten el giro o agarre de las piezas.

- Se deberá adaptar el juguete para poder accionarlo a través de un pulsador externo.

Juguetes para personas con discapacidad auditiva

 Consejos para su selección:

-  Los juguetes con sonido deben tener control de volumen y salida opcional de auriculares para poder adaptarlo al resto auditivo del niño.

- Si tiene efectos sonoros, éstos deberán acompañarse de otros efectos perceptibles para los niños (luces, imágenes, vibraciones…).

- Para evitar acoplamientos es necesario consultar a un especialista que nos oriente en la selección dependiendo del tipo de audífono usado por el niño.

 Sugerencias para la realización de adaptaciones:

- Se deberá modificar el juguete para poder usar simultáneamente auriculares y sonido por el canal habitual del juguete con el fin de posibilitar el juego compartido de niños/as con y sin discapacidad auditiva.

- Se deberán colocar dispositivos electrónicos que: traducen los efectos sonoros en otro tipo de efectos perceptibles por el niño/a, amplifiquen las vibraciones del juguete al producir efectos sonoros o amplifiquen efectos sonoros.

-  Se deberá traducir los mensajes orales a mensajes escritos.

Juguetes para personas con discapacidad visual

Consejos para su selección:

 - Se procurará que tengan un diseño sencillo, realista y fácil de identificar al tacto.

- Que incluyan objetos o complementos fáciles de manipular.

- Se potenciará la incorporación de elementos sonoros y distintas texturas.

-  No deberán incluir muchas piezas de pequeño tamaño. Si se incluyen deberán permitir una cómoda y rápida clasificación de las mismas al tacto.

- Deberán presentar colores muy vivos y contrastados para que puedan ser percibidos por niños con resto visual.

- Deberán ser compactos y que no se desmonten fácilmente.

Sugerencias para la realización de adaptaciones:

-  En los juegos con textos o instrucciones, éstas se deberán transcribir al braille o dotar de relieve las indicaciones o ilustraciones, o bien incluir grabaciones de voz que sustituyan o acompañen al estímulo visual.

-  En juegos de mesa, se deber· dotar de relieve el tablero y colocar a las fichas algún sistema de sujeción (velcros, salientes, etc.) para que no se desplacen involuntariamente.

- En estructuras para el juego simbólico que consten de varias piezas puede resultar útil pegarlas para evitar que se desmonten