Accesibilidad en el interior de la vivienda

Cada una de las dependencias debe contar con entrada y puerta accesibles, y debe estar conectada a través de pasillos que permitan la circulación de una persona con movilidad reducida y el acceso a dichas dependencias.

El interior de las dependencias debe contar con mobiliario e instalaciones cómodas, seguras, funcionales y de fácil manejo. Se debe evaluar la ubicación de interruptores, enchufes y termostatos, así como su fácil localización

Para garantizar la máxima seguridad es conveniente que no existan elementos sueltos que puedan provocar tropiezos (por ejemplo alfombras, cables, etc.) o fijarlos muy bien al suelo mediante bandas de doble cara. También es conveniente la instalación de  avisadores acústicos y/o luminosos y señales de emergencia en todas o algunas de las dependencias.

Conviene que las ventanas no sean pesadas, que sean de fácil apertura y a ser posible automatizadas, y que no invadan las áreas de circulación. Las persianas pueden ser de subida y bajada motorizada.

Algunos aspectos a tener en cuenta en las dependencias son los siguientes:

Parámetros


  •  El suelo debe ser liso, antideslizante, sin irregularidades y sin obstáculos para evitar caídas.
  • Los parámetros han de estar contrastados en color (suelo y paredes).

Puertas


  • Anchura mínima de 80 cm, 0,78 m reducido por el grosor de la hoja (aunque la ideal es la de 90 cm). 
  • Deben disponer de un espacio libre para giro de 120 cm de diámetro a ambos lados de la puerta, para permitir realizar cómodamente las maniobras de abrir, pasar, cerrar y seguir avanzando.
  • Los tiradores deben estar colocados entre 0.80 y 1.20 m del suelo y deben ser fáciles de asir, de presión o palanca y maniobrables con una sola mano. No son accesibles los de tipo “pomo redondo”, ya que obligan a un giro de muñeca. 
  • Es importante tener en cuenta que la distancia desde el mecanismo de apertura hasta el encuentro en rincón ha de ser mayor de 0,30 m para tener el espacio suficiente para el acercamiento a la puerta.

Vivienda adaptada

 Pasillos y vestíbulo


  • Anchura mínima y libre de obstáculos de 1,10 metros, se admiten estrechamientos puntuales hasta 1.00 m. con una longitud máxima de 0.50 m. siempre y cuando estén a más de 0.65 m. de cualquier hueco de paso o de un cambio de dirección.
  • El vestíbulo dispondrá de un espacio para giro de Ø 1.50 m. pudiéndose invadir con el barrido de la puerta, pero siempre dejando libre Ø 1.20 metros.

Baño


  • Garantizar el acceso y el espacio libre suficiente para la movilidad de una silla de ruedas. Asegurar la ausencia de elementos que obstaculicen la aproximación frontal de una silla de ruedas al lavabo.
  • Se debe evaluar el espacio de baño o ducha, el pavimento, las características de los pestillos, grifos, soportes y asideros, y la iluminación.
  • La apertura de la puerta será preferiblemente hacia el exterior o se instalará una puerta corredera.

Dimensiones interiores:

  • Las dimensiones interiores del aseo o baño permitirán la inscripción de un círculo de 1,50 m de diámetro libre de obstáculos y fuera de la confluencia del barrido de la puerta. Esto permitirá  a una persona usuaria de silla de ruedas moverse de forma cómoda y segura.

Pavimento:

  • El pavimento será no deslizante tanto en seco como en mojado, bien colocado, sin cejas ni resaltes distintos a los del propio material.

Aparatos sanitarios:

  • Como característica general cabe señalar que han de contrastar en color con los paramentos a los que estén adosados.

Lavabo:

  • Exento de pedestal, altura máxima del borde superior 0,85 m. Debe quedar un espacio libre bajo el lavabo  de 0,70 m. de altura y 0,50 m. de profundidad. La distancia de alcance a la grifería será como máximo de 0,60 m

Grifaría

  • Automática con detección de presencia o monomando con palanca alargada.

Espejo:

  • La altura máxima del borde inferior del espejo 0,90 m. y será orientable hasta al menos 10º con la vertical 

 

Inodoro:

  • El borde superior del inodoro estará colocado a 0,45-0,50 cm de altura para  facilitar la transferencia (paso desde la silla de ruedas al inodoro y viceversa). El inodoro tendrá a un lado, y si es posible en los dos lados, un espacio libre de 0,80m. de anchura y de fondo medido desde el borde del inodoro de 0,75 m. libres.

 

 

Cisterna:

  • El mecanismo de accionamiento de la cisterna permitirá su utilización a las personas con problemas de movilidad en las manos, bien mediante pulsador de gran superficie o palanca.

Barras de apoyo:

  • Serán fáciles de asir, de sección circular de diámetro entre 3 y 4 cm., y situadas a una distancia del paramento de entre 4,5 y 6,5 cm.
  • El inodoro dispondrá de dos barras de apoyo firmemente ancladas que permitan apoyarse o agarrarse con fuerza en la transferencia. 
  • La barra situada en el lado del espacio de aproximación deberá ser abatible, (si la aproximación se puede realizar por los dos lados del inodoro, ambas barras serán abatibles). 
  • Se colocarán a una altura de entre 0,70 y 0,75 m., la separación máxima entre ellas será 0,80 m. y la longitud de las mismas será mínimo 0,70 m.

Accesorios y mecanismos: 

  • Todos los accesorios se colocarán a una altura de entre 0,70 y 1,20 m. y la distancia máxima al eje del aparato al que den servicio será de 1,00m.

Vivienda adaptada, baño

Ducha:

  • El espacio mínimo de la ducha será de 0,80 x 1,20 m. (deberá tener unas dimensiones 235x235 si se necesita la intervención de asistentes), no debe tener bordes para posibilitar el acceso con silla de ruedas de baño. 
  • El suelo debe impermeabilizarse con pendientes de desagüe de un 2% aproximadamente, pero sin dejar resaltes. 
  • La rejilla o sumidero debe tener orificios menores a 2 cm. 
  • La grifería debe ser alcanzable desde una posición sentada y desde el exterior del recinto de la ducha. 
  • Deberá estar dotada de asiento abatible o no fijo. La profundidad del asiento debe permitir el lavado de la espalda. 
  • Existen sillas de ruedas para ducha y también sin ruedas que hacen más cómoda y segura la higiene.

 

Bañera

  • El acceso a la bañera entraña grandes dificultades para personas con movilidad reducida. Este acceso podrá ser frontal o lateral, pero siempre requerirá el uso de un banco o asiento de apoyo. Es posible usar asientos de transferencia giratorios o grúas que faciliten este movimiento. 
  • El borde superior de la bañera deberá ser inferior a los 45 cm. El fondo de la bañera debe situarse a la misma altura del solado del cuarto de baño para evitar caídas, frecuentes entre las personas mayores. Este fondo debe ser antideslizante. 
  • La grifería de la bañera debe ser alcanzable en un radio de 60 cm y colocada sobre la pared frontal o lateral. 
  • Si se utiliza una grúa habrá que dejar espacio libre bajo la bañera para que quepa la base de la grúa

Toallero:

  • La barra de la toalla no debe situarse a una altura superior a los 90 cm del suelo en una zona alcanzable desde la bañera o ducha y sin que se moje.

Cocina


  • Se debe garantizar el acceso a la cocina (puerta accesible).
  • Ha de tener un espacio para giro de diámetro Ø 1,50 m libre de obstáculos considerando el amueblamiento de la cocina.
  • Altura de la encimera ≤ 0,85 metros.
  • Espacio libre bajo el fregadero y la cocina, mínimo 0,70 (altura) x 0,80 (anchura) x 0,60 (profundidad) metros.
  • Las llaves de paso de agua y gas, así como los interruptores y bases de enchufe deberán estar también dentro del alcance de la persona y libres de obstáculos que impidan su rápido y correcto uso.
  • El suelo debe ser antideslizante en seco y en mojado, y de color liso. 
  • Recomendaciones:
    • Eliminar elementos que obstaculicen la aproximación frontal de la silla a los muebles de la cocina.
    • Se debe evaluar la iluminación, las condiciones de seguridad, las características de los muebles y la oportunidad de utilizar mandos a distancia para los aparatos eléctricos.
    • Las encimeras deben tener las terminaciones redondeadas.
    • Colocar tableros extraíbles que  se puedan utilizar como mesa auxiliar.
    • Es conveniente guardar los utensilios de cocina que menos se utilizan en el fondo de los armarios o en los estantes más inaccesibles, para dejar más a mano los que se utilizan a diario. Muchos muebles de cocina disponen de gavetas (cajones extraíbles que permiten acceder lateralmente), con lo que el alcance que se requiere es menor y no es necesario quitar los objetos que están delante para llegar al fondo del armario o cajón. Existen incluso muebles completamente extraíbles, con rodamientos suaves que requieren poca fuerza para desplazarlos.
    • Elegir el tamaño y la ubicación de las asas  de los armarios según la destreza y el alcance.
    • Puede resultar útil sustituir los grifos por modelos diferentes, como los de manguera extraíble, que permiten llenar ollas sin tener que introducirlas en el fregadero, o los grifos monomando con palanca larga, que requieren menos fuerza y destreza para manejarlos que la mayoría de los grifos convencionales.
    • El horno y el lavaplatos deben colocarse dentro del espacio de alcance y con mandos fáciles de manipular.
    • Armarios superiores motorizados, con movimiento vertical para permitir el alcance.


 

 

Cocina adaptada

Terrazas


  • Espacio para giro de diámetro Ø 1,20 m libre de obstáculos.
  • Carpintería enrasada con pavimento o con resalto cercos ≤ 5 cm.  

Dormitorios


  • Espacio para giro de diámetro Ø 1,50 metros libre de obstáculos considerando el amueblamiento del dormitorio.
  • Espacio de aproximación y transferencia en un lado de la cama de anchura mínima 0,90 metros. 
  • Espacio de paso a los pies de la cama de anchura mínima 0,90 metros.
  • Recomendaciones para mejora la accesibilidad en dormitorios son las siguientes:
    • El cabecero y el piecero resultan muy útiles a muchas personas con movilidad reducida, porque les permite agarrarse a ellos para acostarse o levantarse y cambiar de posición en la propia cama.
    • En muchos casos, es aconsejable disponer de una cama articulada regulable por el propio usuario cuando está acostado, lo que se consigue mediante un motor y un mando eléctrico.
    • Para las personas con movilidad reducida resulta interesante también disponer de grúas de transferencia, que permitan mover a la persona desde la cama a la silla de ruedas y viceversa. La grúa puede ser fija, móvil o de techo.
    • Si existen alfombras es conveniente fijarlas al suelo con una red antideslizante de goma o con cinta adhesiva de doble cara, para evitar que se mueva y provoque un resbalón o un tropiezo.
    • Es conveniente que los cajones tengan un asa de bordes redondeados en lugar de  pomo, que puedan abrirse con una sola mano y que, además, dispongan de un tope para que no puedan caer y rodamientos para que la fuerza empleada sea mínima.
    • Es interesante colocar cantoneras de goma en las esquinas de los muebles, para evitar hacerse daño en caso de golpe o tropiezo, especialmente en la mesita de noche, esquinas de la cama, etc.
    • Los interruptores y bases de enchufe deberán estar también dentro del alcance de la persona  y ser de color contrastado. Además, sería conveniente que incorporasen un piloto luminoso para localizarlos fácilmente en penumbra u oscuridad.
    • La iluminación de la estancia debe ser suficiente para permitir una lectura cómoda, y se puede concentrar mediante lámparas de pie o de pared sobre las mesitas de noche.
    • Disponer de al menos 0,70 metros delante del armario (preferible 0,90 m.) y disponer éste de barra abatible para colgar.

 

 

 

 

 

 

 

Salón:


  • Puerta de acceso accesible (mínimo 0,80 metros de paso libre).
  • Espacio para giro de diámetro Ø 1,50 metros libre de obstáculos considerando el amueblamiento de la estancia.
  • Cualquier espacio de paso debe ser igual o mayor de 0,90 metros.
  • Recomendaciones para mejora la accesibilidad
    • Alfombras. Preferible no colocarlas, y si se colocan es conveniente fijar las alfombras al suelo con una red antideslizante de goma o con cinta adhesiva de doble cara, para evitar que se mueva y provoque un resbalón o un tropiezo.
    • Es interesante colocar cantoneras de goma en las esquinas de los muebles, para evitar hacerse daño en caso de golpe o tropiezo, especialmente en la mesa baja frente al sofá, la mesa de comedor, etc. En cualquier caso es mejor disponer de mobiliario que no disponga de aristas ni esquinas.
    • Los interruptores y bases de enchufe deberán estar también dentro del alcance de la persona. Además es conveniente que incorporen un piloto luminoso para localizarlos fácilmente en penumbra u oscuridad y que estén contratados con el paramento o con borde exterior contrastado.
    • La iluminación debe ser evaluada de forma muy cuidadosa según las necesidades del usuario.  La estancia debe tener suficiente luz para permitir una lectura cómoda al usuario concreto. La luz se puede concentrar mediante lámparas de pie cercanas a nuestros rincones favoritos de lectura. También en la mesa donde se coma habitualmente es conveniente que haya suficiente luz.
    • También en este caso se deberá comprobar la altura de las mesas, estantes y demás mobiliario para que quede dentro del alcance del usuario. La altura útil para personas con movilidad reducida estará máximo 0,85 metros.
    • La altura libre por debajo de las mesas deberá ser mayor o igual a 0,70 metros.

Mecanismos:


  • Están situados a una altura comprendida entre 80 y 120 cm cuando se trate de elementos de mando y control, y entre 40 y 120 cm cuando sean tomas de corriente o de señal.
  • La distancia a encuentros en rincón es de 35 cm, como mínimo.
  • Los interruptores y los pulsadores de alarma son de fácil accionamiento mediante puño cerrado, codo y con una mano, o bien de tipo automático.
  • Tienen contraste cromático respecto del entorno.
  •  No se admiten interruptores de giro y palanca.

 Vivienda adaptada

 

 

 

 

COCEMFECYL. C/ Gaspar Arroyo Nª6, 34005 - Palencia. Telf: 979745840 Copyright (c) CocemfeCyL 2014. Todos los derechos reservados